Sábado 14 de Abril de 2018
La Bahía de Diego Suarez
En la costa norte de Madagascar destaca la bahía de Diego Suárez, una de las más bellas del mundo. La inmensa bahía, ha servido durante mucho tiempo de refugio a marineros de todo el mundo y, sobre todo, a los franceses, cuyos barcos hacían escala aquí durante su travesía hacia el océano Índico.

Diego Suarez o Antsiranana, dista de ser una población encantadora, pero su ubicación central, equidistante de playas y parques nacionales, la convierten en un buen lugar para alojarse. Con sus amplias calles y sus edificios coloniales, la ciudad transmite un aire aletargado, que sólo se percibe en el trópico, y que hace que todo se mueva sin prisas, con tranquilidad, negando la importancia que nosotros le damos al tiempo.

No hay playas en la población, pero en sus alrededores se encuentra el paraíso. Al norte de Diego, el cabo de Ambre es el mayor punto septentrional de Madagascar, mientras que al oeste, el Windsor Castle, una impresionante formación rocosa de 391 m. de altitud, brinda una vista única de la región. Al sur, el Parque Nacional de la Montaña de Ambre intenta preservar la fauna y la flora autóctona al igual que este macizo volcánico en sí mismo.

Un cóctel interesantísimo para una parada en este maravilloso rincón del mundo.
Volver a Destino