Miercoles 06 de Junio de 2018
Montañas Celestiales de Almaty
Kazajistán es la mayor de la ex-repúblicas soviéticas del Asia central. Su capital es Astana, construida en 1998, y situada mucho más al norte, en una zona menos sísmica y más cerca de Rusia, que su anterior capital, Almaty.

Almaty se llamaba antes Alma Ata y también es una ciudad relativamente joven, pues fue fundada por los rusos en 1854, ya que los kazajos fueron siempre nómadas.

Llegar a un país de la Ruta de la Seda, no siempre quiere decir que se va a encontrar con una ciudad llena de minaretes, laberínticos bazares y caravanserais, y este es uno de los casos. Almaty es una ciudad moderna que tiene un poco de toda la historia reciente de esta convulsa zona del mundo, edificios de época zarista, otros del racionalismo soviético, rascacielos del siglo XXI, y, sobre todo, grandes avenidas y muchos parques; como le gustaba a los urbanistas de la antigua Unión Soviética.

La ciudad está rodeada por un escenario de montañas nevadas, las Tian Shan, una estribación del Himalaya que significa montañas celestiales. Almaty, es un buen punto de partida para conocer este gigantesco país de las estepas, y poco más, aunque hay que visitar el parque de los Héroes de Panfilov, que hace las veces de centro histórico. La iglesia ortodoxa de la Ascensión, un bello templo de la época zarista construido en madera de abeto azul. La plaza de la Victoria, de incuestionable aroma soviético, con sus grandes estatuas y sus lemas guerreros. Y el Museo Nacional de los Instrumentos, interesante colección de instrumentos musicales de todos los pueblos nómadas de estas estepas.
Volver a Destino