Viernes 04 de Agosto de 2017
San Cristobal de las Casas, culturas vivas.
San Cristóbal, es un lugar mágico que surge desde el valle rodeado de montañas, estrechas y empedradas calles en los barrios tradicionales y casas pintadas con colores brillantes que acogen pintorescas tiendas y mercados para admirar la belleza de los bordados, la joyería con ámbar y las finas piezas de madera y cerámica.

A poca distancia, es imprescindible la visita a los pueblos indígenas de San Juan Chamula y Zinacantán.

San Juan Chamula se caracteriza por su sincretismo religioso, el cual se hace visible dentro del templo de San Juan Bautista, conocido por sus peculiares rituales que combinan costumbres prehispánicas y católicas. Enmarcado por los cerros sagrados y las cruces, su significado está relacionado con las tradiciones cristianas y las raíces prehispánicas de la zona.

Zinacantán, que significa “Lugar de murciélagos”, se distingue por la elaboración de artesanías en telares de cintura. Se puede visitar a una familia de artesanos para ver cómo se teje en estos peculiares telares.
Volver a Destino